Contrato de Promesa de un Comodato

Un comodato es un prestamo de una cosa, ya sea un bien mueble o inmueble. Por lo general se trata de bienes inmuebles, en donde el propietario se compremete a dar en comodato una vivienda. Es decir, no es un arrendamiento, sino un prestamo voluntario entre las partes. Es ahí, donde entra el vigor en contrato de promesa.

¿Por qué alguien querría un contrato de promesa de Comodato?

Por lo general, cuando alguien decide establecer un comodato, en vez de un arrendamiento es por un motivo. Podría ser que el inmueble necesite reparaciones, exista una cláusula que impida el arrendamiento, o simplemente un lazo afectivo.

De esta manera, el dueño de la vivienda se asegura de no compromoterse a una posible usurpación y tener un respaldo legal que permita retirar a la persona de la vivienda.

En algunos lugares, es común este acto delictivo. Por ende, al propietario le interesa que la casa esté habitada en tanto que desocupada, a sabiendas que pierde cierto dinero.

Partes implicadas en un acuerdo

Sin embargo, dicho esto, la parte más interesada es el comodatario, aquel que recibe dicho contrato. Está interesado en no perder la oportunidad de vivir en dicha casa, y por eso le exige al dueño, crear esta figura que conocemos como el contrato de promesa de comodato o promesa de comodato, que en otras palabras, es consolidar la promesa por escrito.

Aún así, este no tendrá una validez total hasta tanto no se ejecute en contrato en sí. Este tipo de contrato, por lo general, es de carácter unilateral, en donde se compromete al dueño de la vivienda a ofrecer dicho inmueble como comodato.

Items a considerar

El comodante debe entender que no aplican las mismas cláusulas que un contrato de alquiler o promesa de arrendamiento. En este caso, no existe la cláusula de rescisión de contrato, ya que no existe dinero de por medio.

El comodatario no puede exigirle al dueño reparación del inmueble. Sino que por el contrario, por lo general, es él quien se encarga de mantener en condiciones el lugar. En algunos comodatos, el comodante le exigirá hacer alguna reparación o quizás costear la construcción de una habitación más, por ejemplo.

Beneficios

La mayoría de los beneficios ya los hemos nombrado. Siempre es bueno poner por escrito las palabras, aún si se trata de un arreglo familiar. Por lo que le recomdamos que complete cualquiera de los contratos del siguiente apartado.

Modelos en PDF y Word

En esta sección encontrará diferentes contratos de promesa de comodatos, asi como algunos contratos de comodatos que podría tener en cuenta a futuro.